Resaltan la importancia del repoblamiento ovino y caprino

En el marco de taller que se realizó hace unos días en la Centro de Extensión Experimental de Inta Jacobacci, referentes Río Negro y Neuquén de este organismo, de la Subsecretaría de Agricultura Familiar, de Desarrollo Social de Nación y un nutrido grupo de campesinos evaluaron el impacto que tuvo en los productores la llegada de ovejas merinos y cabras criollas y angora.

Luego del devastador efecto que provocó la intensa sequía y las erupciones volcánicas  y que dejó como consecuencia la mortandad más del 60% del stock ovino y caprino de la Región Sur rionegrina, el Estado provincial y Nacional decidió llevar adelante distintos proyectos de repoblamiento. En este marco entre el 2014 y  principios de este año, ingresaron a la zona más de 10.000 ovejas provenientes del Chubut, unas cuatro mil cabras criollas del norte neuquino y unas 500 cabras de angora del norte chubutense.  Los animales fueron distribuidos entre aquellos productores más afectados y les sirvieron para volver a ponerse de pie, según detallaron.

“Hubo una gran coincidencia en la importancia que ha tenido este repoblamiento. Los productores están muy interesados y entusiasmados en poder repetir estas experiencias. El impacto de la sequía y de la ceniza fue muy fuerte. Fue un encuentro muy interesante en el que cada uno pudo contar su experiencia. Tanto los productores como los técnico y el resultado fue muy positivo” señaló el ingeniero agrónomo, Donaldo Eduardo Bran de Estación Experimental INTA Bariloche.

Los productores rescataron la importancia de la llegada de los animales y se manifestaron muy optimistas para seguir desarrollando proyectos similares en el futuro.

“Nuestra cooperativa ha tenido un papel muy importante en los últimos años con el repoblamiento de los campos con cabras criollas. Ahora estamos evaluando las distintas experiencias. Viendo que ventajas y desventajas tuvimos, en que debemos mejorar. Este tipo de reuniones son muy importantes para poder definir distintas estrategias que nos permitan afrontar situación que nos ponen al límite, como ocurrió con la ceniza y la sequía” señaló Jazmín Miguel, de la Cooperativa Ganadera Indígena de Jacobacci. En el 2014, esta cooperativa dio el puntapié con el repoblamiento de los campos, incorporando 1.800 cabras en unidades productivas de Comallo y Jacobacci.

El ingeniero Pablo Losardo, de la Subsecretaria de Agricultura Familiar, fue uno de los impulsares de aquel proyecto. Admitió que sirvió para que los productores se pongan de pie. “Los productores saben que ni con 20 o 30 chivas o 50 ovejas se salvaron, pero volvieron a pelearla.  El problema del campesino es cuando se queda sin armas para poder dar pelea. Y eso es lo que los productores ven hoy.  Siguen a los golpes, pero van por más. Y a nosotros los técnicos nos hace reflexionar y buscar nuevas estrategias para seguir acompañándolos” sentenció

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • Me Gusta (0%)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.