Realizadores audiovisuales destacaron el crecimiento «A Rodar Escuela»

La edición 2017 del Festival de cortometrajes fue un éxito en producciones y participación estudiantil. Distintos profesionales del ámbito audiovisual así lo analizaron.

El licenciado en Realización de Cine, Video y TV, Federico Laffitte, tuvo la doble labor de jurado y tallerista, posiciones que le permitieron analizar que “lo que está sucediendo en la Provincia a nivel audiovisual es fantástico”. Asimismo, para el Director Artístico del Festival Audiovisual Bariloche (FAB), Diego Carriqueo, hay “un crecimiento importante en las producciones», que posibilita la consolidación de A Rodar Escuela, año tras año.

Luego de afirmar que “es muy emocionante estar en este Festival”, Laffitte resaltó como “importantísimo el semillero y lo que está sucediendo con A Rodar Escuela”.

“Hay una continuidad con el FAB para los mayores y un semillero con A Rodar Escuela. Si a eso sumamos al IUPA (Instituto Universitario Patagónico de las Artes) y la Universidad Nacional de Río Negro, que tienen carreras con orientación en cine y audiovisual, se empieza a perfilar un nuevo grupo de chicos que van a pensarse y a pensarnos de otra manera desde lo audiovisual”, indicó.

Laffitte, quien entre otros aspectos se desenvuelve como productor y scouter para publicidades y largometrajes nacionales e internacionales, consideró que “el desafío es poder contagiar a los adultos para que acompañen más a los chicos en este tipo de iniciativas”.

En ese sentido, aseguró que “si se logra el contagio de los adultos e instituciones escolares, las producciones estarán más pulidas, las temáticas estarán mejor reflejadas y esas realizaciones de los estudiantes empezarán a ser sentidas en la sociedad. Ahí va a trascender mucho más A Rodar Escuela”, reflexionó.

Por su parte, Carriqueo, coincidió con Laffitte en que participar en A Rodar Escuela genera “sensaciones múltiples. Siempre es motivo de festejo la realización de una nueva edición de este Festival”, al tiempo que remarcó la posibilidad de los estudiantes de todas las edades de “disfrutar y conocer el mundo del audiovisual”.

“Vi un crecimiento importante en las producciones. En estos grandes encuentros los chicos se nutren, no sólo con profesores, talleres y profesionales, sino entre ellos mismos, con la particularidad que cada uno trae de su escuela y región”, subrayó.

Asimismo, realizó un paralelismo con “la conexión que existe entre este Festival y el FAB, porque en ambos espacios se busca algo parecido: que el audiovisual también sea parte de nuestra educación”.

En ese sentido, deseó que “todas las escuelas puedan tener el audiovisual en sus programas educativos, porque si bien los chicos lo tienen incorporado, en A Rodar Escuela terminan de descubrir mucho más ese mundo con el que se enganchan desde la creatividad y la motivación”.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • Me Gusta (0%)