Prohíben el ingreso de asado con hueso

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, rechazó hoy cualquier posibilidad de ingreso de asado con hueso plano a la región Patagónica desde el norte de la barrera sanitaria.

Lo propio considerando que una medida de este tipo “no asegura una baja en el costo de la carne, pero en cambio afectará negativamente a todo el complejo ganadero”.

Ante un proyecto sobre el particular presentado días atrás en la Cámara de Diputados de la Nación, el Mandatario Provincial llamó a defender los logros obtenidos en materia ganadera a nivel provincial y regional, como resultado de años de inversión en materia de sanidad, el impulso a las mejoras en genética a través del fomento de las exposiciones de reproductores; así como las nuevas técnicas con el engorde a corral.
Weretilneck se mostró sorprendido por esta iniciativa que parte de parlamentarios patagónicos, “quienes debieran conocer profundamente el esfuerzo que han realizado las provincias de la región para mejorar su ganadería, sobre todo a partir del cerramiento de las barreras sanitarias”.
“Para nada el ingreso de asado con hueso desde el norte de la barrera puede garantizar la baja en los precios de la carne en la Patagonia, pero lo que sí podemos asegurar es que atentaría directamente contra la industria cárnica, poniendo a nuestros productores en clara desventaja respecto a los de la pampa húmeda”, sintetizó el Mandatario provincial.
“Defendemos los intereses de todos los rionegrinos, pero debemos ser muy cuidadosos ante este tipo de iniciativas que pueden golpear de lleno a una de las principales actividades económicas de nuestra provincia, generadora de puestos de empleo y de recursos para el conjunto de la provincia”, añadió.
El Gobernador agregó que “este tipo de iniciativas no hacen más que generar confusión entre el sector productor e industrial de la carne en nuestra región, y en consecuencia pueden derivar en una desinversión en el complejo ganadero ante la presunción de un escenario negativo, si la misma prospera”.
Recordó en tal sentido que “una década de sequía y la erupción de tres volcanes han causado la pérdida del 60% del stock. A partir del esfuerzo de los productores y de los gobiernos, se logró reposicionar la ganadería de la región”.
En la actividad bovina se retuvieron más de 50.000 animales que históricamente terminaban su ciclo productivo al norte de la región, lo que generó un valor agregado anual del orden de los $350.000.000. Esta renta adicional fue apropiada por los pequeños y medianos productores que se encuentran en proceso de recuperación, quienes encontraron la alternativa de recriar y engordar los animales que antaño comercializaban como terneros y mejorar así su limitada rentabilidad.
Weretilneck agregó que “a nivel industrial, llegamos a los valores máximos de faena bovina. Durante el año 2015 se industrializaron en Río Negro unos 140.000 bovinos, lo que se constituyó como récord histórico a nivel provincial. El incremento de la producción de carne, ha sido en beneficio de toda la cadena de valor de la carne y es este el mecanismo que debemos impulsar para mejorar el abastecimiento a nuestros consumidores”.
“El desarrollo de la ganadería y la consolidación de la terminación del ciclo productivo, acarrea la necesidad de crecer en los valles irrigados, con el incremento en la producción de cereales y pasturas. Esta visión de desarrollo que estableció el Gobierno Provincial, en conjunto con los productores y las instituciones técnicas, no se puede poner en riego sólo para el beneficio de unas pocas industrias de exportación ubicadas al norte de la Patagonia”, añadió finalmente el Gobernador.
Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • Me Gusta (0%)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.