«LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE ES LA ESPERANZA» Por Ricardo Di Luca

La tradicional «Trochita» tren histórico  de trocha angosta con locomotora a vapor, que realiza un viaje de 42 Km entre Ingeniero Jacobacci y el paraje Ojos de Agua.

A fines del siglo 19 y comienzo del siglo 20, los ferrocarriles tuvieron un papel preponderante en el desarrollo económico de nuestro país, porque hicieron  posible que se consolidara como un importante exportador de trigo, carne de res y otros productos. En aquella época, la red ferroviaria argentina llegó a tener una extensión de casi 50 mil kilometros. Creo que fueron los años gloriosos de los trenes argentinos, porque posteriormente a medida que pasa  el tiempo, con los militares en el gobierno y también en años de la democracia, con la clausura y desmantelamiento de varios ramales las  acciones ferroviarias se desplomaron y comenzó un abierto declive. En 1991/92 los servicios de transporte de pasajeros y de carga fueron entregados a empresas públicas ó concesionados a consorcios privados. Algunos ramales fueron transferidos a los gobiernos provinciales, como por ejemplo en Rio Negro a SEFEPA. Si debo reconocer que los que mantienen vigencias, son los denominados “trenes turísticos”  que ofrecen la oportunidad de disfrutar del paisaje en un viaje distendido, como por ejemplo el “Tren a las Nubes” en Salta; el “Paseo de la Costa” en la zona del Tigre en la provincia bonaerense; en Usuhaia el “Tren del Fin del Mundo”; en Iguazú el “Tren Ecológico” que permite llegar casi hasta la misma “Garganta del Diablo” en las cataratas; y en Rio Negro la tradicional “Trochita” tren histórico  de trocha angosta con locomotora a vapor, que realiza un viaje de 42 Km entre Ingeniero Jacobacci y el paraje Ojos de Agua. Pero volvemos a los trenes de transporte de pasajeros y cargas. En distintos distritos argentinos, especialmente en la Provincia de Buenos Aires, se reanudaron con éxito los servicios.                            

Aquí, en nuestra zona, está funcionando el “Tren del Valle” entre Cipolletti y Neuquen Capital. Pero tenemos una buena noticia, se anunció extraoficialmente, que próximamente se  extenderá el trayecto que unirá a General Roca con Plottier.                      

Tambien se está hablando de reanudar después de 16 años, el servicio entre Buenos Aires y San Carlos de Bariloche, el que era denominado “Los Arrayanes” y nosotros esperamos la reanudación del “Estrella del Valle” o  “Zapalero”  para cubrir el trayecto entre  Plaza Constitución y Zapala.            

Otra buena  noticia, se supo que en la reunión que mantuvieron los presidentes de Chile, Sebastian Piñera y el argentino Alberto Fernandez, decidieron solicitar a las cancillerías y ministerios correspondientes, retomar los estudios para el desarrollo del proyecto Ferrocarril Trasandino del sur, que iría de Zapala hasta el Paso Mallin Chileno.                                                              

Tambien está la información, indicando  que los funcionarios nacionales están abocados a la búsqueda del financiamiento para el “Tren Norpatagonico”  que permitiría unir el Puerto de Bahía Blanca con los Puertos chilenos de Concepción y Talcahuano. Entiendo, más allá de las buenas intenciones de los gobernantes de reactivar los ferrocarriles argentinos, que ésta iniciativa no es fácil, fundamentalmente por la situación económica, pero debemos ser optimistas: LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE ES LA ESPERANZA.

Gentileza: Ricardo Di Luca, INFORO

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • Me Gusta (0%)