Bariloche se viste de gala para una nueva edición de la Fiesta de la Nieve

A partir de este jueves, hasta el domingo 7 de agosto y con el acompañamiento del Gobierno de Río Negro, tendrá lugar en San Carlos de Bariloche la 51º edición de la Fiesta Nacional de la Nieve, que llega con una amplia agenda cultural y de actividades, que incluye a casi 800 artistas, los cuales brindarán 120 propuestas diferentes en 16 escenarios esparcidos en distintos puntos de la ciudad y la tradicional bajada de luces.

Este año, la celebración será doblemente especial debido a las grandes nevadas caídas en la localidad, permitiendo que el producto nieve se mantenga en los cerros barilochenses durante el mes de agosto y que la temporada Invierno Épico se extienda un mes más. A su vez, la apertura de fronteras nacionales hizo que este sea el año más fructífero para el turismo invernal desde el comienzo de la década por lo que el ambiente será especialmente festivo.

El evento tendrá su punto de largada mañana miércoles en la base del Cerro Catedral con la actuación de Martín Mosquera a partir de las 18 y, seguidamente, a las 20, se realizará la emblemática “bajada de luces”, de la cual participarán el Club Andino Bariloche junto a instructores y estudiantes de distintas escuelas de esquí del Cerro.

A partir del viernes comenzarán las actividades en el Centro Cívico, el cual será el epicentro de la celebración, con presentaciones artísticas todos los días a partir de las 12 y el plato fuerte de cada día comenzando a las 20: el viernes se presentará la banda de rock “Ella es tan Cargosa”; el sábado será el turno del grupo folclórico “Canto 4” y el domingo hará lo propio el grupo “La Konga”.

Además, la Fiesta contará con escenarios en distintos sectores importantes para la vida cotidiana y cultural barilochense como lo son Mitre al 700; el multiespacio Moma; la Estación Araucanía; el Instituto Arte y Parte; el Camping Musical; la Escuela Municipal de Arte La Llave; la Iglesia Nuestra Señora del Nahuel Huapi; la Biblioteca Sarmiento; la Biblioteca Municipal Raúl Alfonsín; la Sala de Prensa Municipal; Piedras Blancas; el Centro Social, Cultural y Deportivo Alborada; Cagliero y el Cerro Campanario.

Para más información sobre la agenda y cada una de las actividades se puede ingresar a http://www.bariloche.gov.ar/fiestadelanieve/

Medio siglo de historia

La Fiesta de la Nieve comenzó en 1954 con el objetivo de celebrar las actividades deportivas y culturales que caracterizan a la localidad y que tienen a la nieve como principal componente interpelando a toda la ciudad. En ese año la celebración se realizó en el Cerro Catedral y contó con la presencia del triple campeón mundial de esquí, el noruego Stein Eriksen. En 1971, el Gobierno Nacional le dio carácter de Fiesta Nacional con Bariloche designada como sede para esa primera edición. Desde ese momento, la ciudad rionegrina recibía año a año la organización, hasta que, en 1979, se la declaró como sede permanente de la Fiesta.

¿Qué hacer en Bariloche en agosto?

Bariloche tiene una amplia oferta de atractivos para aquellos que quieran visitar la ciudad en el mes de agosto, comenzando por el principal protagonista del turismo barilochense, el producto nieve. Se espera que los cerros tengan una importante afluencia de turistas en el próximo mes, en especial en el Cerro Catedral, que buscará continuar con la confirmación de su posicionamiento como el Centro de Esquí más desarrollado de Sudamérica. Allí se pueden disfrutar de 32 pistas para esquiar, tanto para profesionales como principiantes, como así también de divertidos tours en motos de nieve, travesías en raquetas, paseos en trineo o diversas actividades en la base, como deslizamientos en culipatín o las dos nuevas magic carpets para aquellos que quieran una experiencia diferente.

Otra de las actividades que se puede realizar es visitar el Cerro Otto y subir a la montaña por el legendario teleférico y en la cima encontrarse con la famosa confitería giratoria. Desde allí, se puede divisar el centro de la ciudad, los lagos Nahuel Huapi, Moreno y Gutiérrez, y otros cerros cercanos, acompañado de un chocolate caliente y una gran variedad de delicias regionales.

Mientras que, en cuanto a actividades lacustres, Bariloche ofrece diversas excursiones que parten desde el Puerto Pañuelo en la península de Llao Llao, dentro de las cuales podemos contar con la Isla Victoria y el Bosque de Arrayanes, el Puerto Blest y la Cascada de los Cántaros y el Cruce Andino, una mítica ruta que une Argentina con Chile y que utilizaban los nativos huilliches y mapuches hace 400 años.

Asimismo, Bariloche también es mundialmente famosa por su gastronomía, dentro de la cual destaca la Ruta del Chocolate, donde las familias podrán degustar los productos de diversas chocolaterías de la ciudad andina, y visitar el Museo del Chocolate. Así también, las cervezas artesanales, el cordero patagónico y la trucha son productos típicos de la región que complementan perfectamente los menúes de los restaurantes barilochenses.

El recorrido de la Colonia Suiza es particularmente especial para la degustación de estos sabores regionales, con sus incontables casas de té, restaurantes, negocios de artesanías y una importante feria artesanal. Además, si se la recorre los domingos se podrá probar el tradicional curanto, una forma de cocina originalmente araucana traída desde Chile por los primeros pobladores de la Colonia y, para la cual, su preparación cuenta con una ceremonia que comienza antes del mediodía.

A su vez, aunque la presencia de nieve se mantenga en la localidad, su reducción permite que el senderismo vuelva a tomar relevancia en el turismo barilochense, y es aquí donde el Circuito Chico toma importancia. Allí no sólo se pueden disfrutar de diversas actividades y de los más hermosos paisajes, sino que es el hogar de los recorridos de trekking para toda la familia más emblemáticos de la zona, como lo son el Cerrito Llao Llao y Villa Tacul, el de la Bahía López y el del Lago Escondido. Además, para aquellos que busquen un mayor desafío, se puede realizar, ya fuera del Circuito, la Travesía de los Cuatro Refugios, una experiencia de cinco días que une los refugios montañosos más legendarios de la región, o el camino al Cerro Tronador, el pico más alto del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • Me Gusta (0%)