ATE Jacobacci «sentimos la ausencia de las autoridades provinciales y municipales»

Hace ya varios meses que Ingeniero Jacobacci viene atravesando como el conjunto de la Provincia el flagelo de la pandemia por coronavirus. Desde aquellos inicios hasta el día de hoy, muchas situaciones han cambiado en el abordaje epidemiológico. Hemos pasado desde la presencia preventiva extrema hasta la virtual sensación de abandono, el peor de los virus que podemos padecer como sociedad.
Lo cierto es que cuando en junio la localidad cursaba veintiocho casos positivos, se decidió una medida extrema: la implementación de un cordón sanitario con regreso a “fase 1” de los criterios de acciones frente a la pandemia. En estos días, con ochenta y dos casos activos, se observa la ausencia de reacción por parte de las autoridades provinciales y municipales. Para ser claros, en la semana que estamos concluyendo, nuestro hospital ha registrado cincuenta y nueve casos nuevos, treinta altas y tres fallecidos. Los recursos hospitalarios están al límite, los trabajadores de la salud estamos extenuados, estresados y sintiendo sobre nuestras espaldas un peso que nos sumerge en el agobio de no poder afrontar la dura situación con todo el potencial del que somos capaces, sencillamente porque llegamos a un estado de abatimiento y sensación
de soledad.
Para que le quede claro a las autoridades: los fallecidos, los que quedan con secuelas, los que
enfrentan con incertidumbre al COVID 19, son nuestros vecinos, nuestros amigos, nuestros familiares. Nos preguntamos: ¿qué harían quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones
si cada semana tuvieran tres fallecimientos por siniestros viales o hechos de inseguridad?
Seguramente en ese caso adoptarían medidas urgentes. Pues ahora estamos frente a un hecho mucho más acuciante dado que por la situación referida, el sistema de salud no está en
condiciones de dar respuestas tampoco al resto de las afecciones severas o crónicas que puedan afrontar los pobladores.
No sabemos si se está reunido el al principio promocionado “Comité de Emergencia” (que cuando se debió enfrentar otro tipo de eventos como la caída de ceniza o las nevadas intensas,
se reunía a diario). No sabemos cual es el plan de acción de las autoridades sanitarias provinciales ni del gobierno municipal. Entendemos que las actividades comerciales deben
continuar con protocolos eficientes. No entendemos en cambio, la falta de controles o de políticas que acentúen la injerencia del Estado en el direccionamiento de las conductas sociales.
Porque ya no es suficiente con el latiguillo “quédate en casa” que a esta altura parece más una frase hecha que deja reposar en el libre albedrío de cada persona la decisión de adoptar o no
las medidas de prevención que impactan en toda la localidad. En casos de pandemia como la presente, es suficiente que un dos o tres por ciento de la población no tome conciencia de ello,
para invalidar el esfuerzo del noventa y siete por ciento restante.
La pregunta no es si nuestro hospital puede sostenerse así, la pregunta es ¿Cuántos días falta para que todo el sistema sanitario local colapse? A este ritmo, muy pocos, con un incremento
que duplica en una semana los casos activos frente a las altas, con la limitada cantidad de ambulancias para hacer frente a derivaciones, con las distancias qué hay que recorrer hasta los
centros de mayor complejidad (también saturados), el panorama que se presenta no es para nada bueno. Lo estamos advirtiendo desde el mismo corazón de la administración de los servicios de salud. El personal sanitario está al borde de sus fuerzas y la infraestructura requerida a punto de colapsar. Frente a esta realidad, demandamos de nuestras autoridades municipales y provinciales, acciones concretas, y pedimos a la sociedad a la que servimos, el acompañamiento en este reclamo que redunda en el bien del conjunto. El hospital en estos momentos es el
corazón que está manteniendo viva a la población y con mucho esfuerzo. Pero sentimos que estamos afectados por el peor de los virus: el del abandono. No sólo a nuestros compañeros de
trabajo, sino a toda la comunidad.
Ingeniero Jacobacci, 27 de septiembre de 2020
Claudia Griselda Montre
D.N.I: 25.520.873
Delegada de ATE Salud de Ingeniero Jacobacci.
Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (14%)
  • Me Aburre (29%)
  • Me Gusta (57%)