Volcán Copahue con nuevo pulso eruptivo

Un nuevo pulso eruptivo presentó el martes el volcán Copahue, en la región del Bío-Bío. Según informó el Servicio Nacional chileno de Geología y Minería (Sernageomin), el fenómeno expulsó una columna de cenizas de casi 800 metros. El viento podría llevar cenizas hacia Neuquén, aunque si cambia la dirección no se descarta que afecten a Bariloche.

Pese a lo anterior, el organismo indicó que el pulso muestra «baja energía interna», por lo que sigue en Alerta Amarilla.

Luis Lara, geólogo del Sernageomin, dialogó con medios chilenos sobre este fenómeno y sobre si reviste algún riesgo para la población.

“Es normal para un volcán que se encuentra bajo Alerta Amarilla. Desde el año 2012 tiene actividad esporádica, presenta más emisión de gases y ceniza en conjunto. Hoy está más intenso, pero no es una altura tan importante”, dice el experto.

«La sismicidad que registramos con estaciones de monitorio no ha cambiado significativamente. Todo eso en conjunto no está experimentando un gran cambio», agregó Lara.

¿El material particulado que emite el volcán podría tener consecuencias para la salud de la población? De acuerdo al geólogo es poco probable. «No representa un riesgo para la población, la mayoría del viento sopla hacia Argentina. El sector que estaría más afectado es, la localidad neuquina de Caviahue”.

Sin embargo, en otras ocasiones el viento ha cambiado su curso normal y se ha evidenciado partículas de ceniza en la zona de Bariloche y Villa La Angostura.

El volcán Copahue está localizado en la frontera con Chile, en la región de Bío-Bío, a 110 kilómetros al sureste de Los Ángeles. Su vecino más cercano es el volcán Callaqui, situado 25 kilómetros al oeste.

Corresponde a un estratovolcán principalmente andesítico que posee una decena de cráteres, concentrándose la actividad reciente en el cráter llamado El Agrio, que presenta actividad fumarólica permanente y un lago ácido en su interior.

Posee cobertura glaciar permanente, y debido a esto, es un potencial generador de lahares que pueden alcanzar extensas distancias por los valles tanto chilenos como argentinos.

No se tiene registro histórico de erupciones con emisión de lava, aunque en el último siglo ha presentado varias reactivaciones explosivas (VEI 2), con emisión de cenizas, destacándose la de agosto de 1992.

INFORMACION: EL CORDILLERANO

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Gusta (0%)
  • Me Interesa (100%)