“Solo le pedía a Dios que me de fuerza para seguir adelante”

“Soy muy creyente y solo le pedía a Dios que me de fuerza para seguir adelante. Por suerte estamos a salvo” sostuvo José el pasado viernes a las 16, al llegar al Puesto Sanitario de Prahuaniyeu.

José, de 48 años y su hijo Yamil de 20, estuvieron perdidos en la inhóspita Meseta de Somuncura, desde el martes hasta el viernes. Solo llevaban fósforos y una botella de agua. Tuvieron afrontar la crudeza del clima calentado agua e improvisar camas con ramas y coirones para dormir a orillas de las lagunas.

José, detallo que salió desde Prahuaniyeu en dirección al campo de su tío por un camino que ya había hecho en varias oportunidades. Sin embargo, en el medio del trayecto esperó a su hijo que caminaba detrás de él a varios metros y luego, cuando retomó la marcha se perdió. Fue cuando el sol comenzaba a esconderse detrás de los cerros.

“Nos perdimos en la salida de un camino. Ya lo había hecho en otras oportunidades este trayecto. Lleve a mi hijo y esperándolo me perdí. En vez de bajar a un lugar a donde había una casa, seguimos de largo. Había muchas lagunas y nos desorientamos” detalló.

A partir de allí comenzaron a vivir una verdadera odisea. En la oscuridad de la noche y con una temperatura de 10 grados bajo cero, llegaron a la orilla de una laguna. “Hicimos fuego, y con ramas, coirones y unas maderas que estaban en cercanías del agua, hicimos las camas para pasaron la noche. Al otro día, continuamos caminando sin rumbo. Llegamos a un puesto y preguntaron a un campesino por donde seguir para llegar hasta el puesto de mi tío Victoriano Sandoval. Nos indicó pero nunca pudimos llegar”.

La fría noche los volvió a sorprender en medio del campo. Volvieron a improvisar un lugar para dormir al resguardo de una fogata. El viernes a la mañana, José Quilográn, puestero de la Estancia La Lechuza, arreaba unas ovejas y los diviso en medio del campo. Los guió hasta el puesto donde pudieron alimentarse y calefaccionarse A las 12:16,  Federico Bijarra y Yamil Fuentes, bomberos voluntarios de Los Menucos, junto a Juan Torres, un baqueano de la zona, llegaban al puesto en una pick up y los encontraron adentro de un corral haciendo fuego.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • Me Enoja (0%)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.