Papá Noel llegó a la escuela 322 de Fitamiche y llenó de sonrisas a este paraje

La Agrupación Cordillera y el equipo de trabajo de la Senadora Silvina García Larraburu, compartieron el último día del ciclo escolar de la Escuela 322 del Fitamiche y en dónde Joaquín, Nehuen y Sabrina fueron los grandes agasajados ya que culminaron sus estudios de séptimo grado.

Desde temprano los habitantes de Fitamiche iban preparando la fiesta de egresados, algunos decorando el salón de actos, otros ponían a punto los equipos de audio, y el maestro rural Jorge Quezada ensayaba juntos a sus alumnos las diferentes actuaciones que se tenían que presentar. A muchas madres se las podía observar realizando el repulgue de las empanadas y a los padres prendiendo un gran fuego en el que se cocinaba lentamente un par de corderos y chivos que impactaban en plena estepa rionegrina.

El acto se desarrolló bajo la consigna de respetar las tradiciones rurales y nacionales, y para ello se rindieron diferentes homenajes, en primer lugar al caballo, ese animal que a diario transporta por diferentes senderos a los pobladores para realizar sus trabajos diarios e incluso a algunos de los alumnos para llegar a la escuela. Luego fue el momento de resaltar lo aprendido durante el año, y los doce alumnos con sus vestimentas típicas bailaron Chacareras simples y dobles, Gato estilizado, Chamamé, Zambas y hasta se recorrió el patio con una murga en la que se escuchaba el sonido de los bombos, redoblantes y panderetas.

Luego de compartir entre todos un rico almuerzo, llegó uno de los momentos más esperados por los chicos, entró con una gran bolsa de regalos y golosinas Papá Noel, luego de los primeros gritos de emoción y los abrazos espontáneos cada uno de los alumnos y sus hermanitos recibieron un obsequio, golosinas y pochoclos, se sacaron fotos con este personaje que fue el más requerido de todo el festejo, incluso los padres y las cocineras lo obligaron a fotografiarse también con ellos.

Llegó sobre la tarde el momento de entregar los diplomas y el de realizar algunos discurso relacionados con esta importante fecha. Los tres egresados planean sus vidas a partir del próximo año en la localidad de Ñorquincó, ya que no quieren perder el arraigo que tienen con sus familias. Fueron muchas las palabras y los agradecimientos pero podemos resumirlo en el mensaje de Sabrina, que simplemente señaló: “Estoy disfrutando este momento, ya que el próximo año estudiaré en otra escuela. Me gustaría ser maestra o policía cuando sea grande, pero jamás me voy a olvidar del maestro Jorge que me acompañó toda mi infancia”.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • Me Enoja (0%)