“La vi desesperada, lo único que hacía era llorar”, dijo el taxista que encontró a Cintia

Alrededor de las 11 apareció caminando por el barrio 10 de diciembre en estado de Shock, Cintia Belmar, que era buscada desesperadamente por su familia y las fuerzas de seguridad desde ayer a las 13 horas cuando se denunció su secuestro. Antonio González, un taxista fue quien la vio pidiendo ayuda y la llevó hasta un supermercado cercano donde se dio aviso a la policía.

 

La joven desaparecida se encontraba en calle Anasagasti y le hizo señas al primer auto que pasó por el lugar. El taxista Antonio González la levantó y sostuvo que la reconoció porque había visto su foto. “La vi así toda desesperada, lo único que hacía era llorar, le pregunté si era Cintia pero estaba como desconsolada.

Aún existe gran incertidumbre por lo que le ocurrió a Cintia Belmar y su hermano Luis sólo se limitó a afirmar que está “aterrorizada”.

La fiscal Betiana Cendón la visitó en el hospital y aseguró que no le tomará declaración hasta que no tenga el alta médica. A las 13.40, fue retirada de la guardia y trasladada hacia otra dependencia para someterse a más estudios médicos. La joven salió caminando junto a familiares bajo un estado de angustia y llanto.

El gobernador Alberto Weretilneck, quien llegó a Bariloche después del mediodía manifestó que “Es una satisfacción que Cintia apareció con vida y destacó la tarea de la Policía y Fiscalía”.

Por su parte el ministro de Seguridad afirmó: “Cintia está bien que era la mayor preocupación. No quiso aventurar hipótesis de lo que pudo haber ocurrido y remarcó que esa situación forma parte de una investigación que conduce el Ministerio Público Fiscal y no nos corresponde dar ningún tipo de información, solamente transmitir que por suerte apareció, para tranquilidad de todos los barilochenses y fundamentalmente para su familia”.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Interesa (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • Me Enoja (0%)
  • Me Gusta (100%)