La Agencia de Recaudación realiza controles impositivos

Los controles que iniciaron el pasado 11 de julio se realizan bajo dos modalidades, una presencial con visitas de inspectores en los comercios y otra a través de Monitoreo Electrónico de Ventas (MEVEN). En  este sentido, en sólo cinco días 300 contribuyentes fueron inspeccionados y siete se encuentran bajo control electrónico.

Se trata de un operativo integral que abarca inspecciones comerciales y controles en el impuesto Automotor e Inmobiliario.

Más 20 agentes, pertenecientes al cuerpo de inspectores del Organismo, recorren locales comerciales en la zona céntrica de la ciudad y en el Cerro Catedral realizando tareas de inspección y control de situaciones impositivas. Cuentan con dispositivos informáticos que les permiten conocer la situación fiscal de cada contribuyente en el mismo momento en que están siendo fiscalizados.

La Agencia ya realizó 13 actas de clausura por no emisión de factura  y 59 de infracción, de los cuales 20 corresponden a comercios que no aceptan débito como medio de pago. Además se detectó e intimó deuda por más de $4.000.000 en Ingresos Brutos, Inmobiliario y Automotor.

En los controles MEVEN, las diferencias entre la facturación promedio sin control y la facturación durante inspección mostró  una variación del 155%.

Desde el organismo destacaron que si bien las acciones se intensifican en temporada alta, las fiscalizaciones a comercios se realizan durante todo el año en las distintas zonas comerciales de la ciudad.

Pago a cuenta: los contribuyentes cumplidores quedarán exceptuados del régimen

Por otra parte,  la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro estableció, por resolución 251/16, que los contribuyentes cumplidores no deberán ingresar el régimen de pago a cuenta (Res. 325/13 y modificatorias).

A fin de no imponer una mayor carga a los contribuyentes que mantienen desde hace varios años el desarrollo de sus actividades durante la temporada alta en las localidades turísticas de forma continua, que cumplen con sus obligaciones formales y materiales y no presentan inconsistencias impositivas serán exceptuados del ingreso del pago a cuenta en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos.  Para estar excluidos, los contribuyentes deberán emitir un certificado y cumplir con algunas condiciones dispuestas en la normativa y publicado en la página web del organismo.

La iniciativa responde a las políticas fiscales de análisis contributivo que la Agencia viene llevando a cabo desde 2014 en donde los contribuyentes son evaluados en función del comportamiento tributario registrado en los últimos años, teniendo en cuenta, entre otros parámetros, el grado de cumplimiento de sus obligaciones tanto formales como materiales de acuerdo a los registros obrantes en las bases de datos de la Agencia de Recaudación Tributaria.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Gusta (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • Me Enoja (0%)
  • Me Interesa (100%)