García Larraburu defendió su voto negativo

La senadora nacional de Río Negro, Silvina García Larraburu ratificó su voto en contra del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y pese a las duras críticas de los movimientos feministas, insistió en que las mujeres pobres no abortan.

En su discurso, que inició minutos después de las 20 horas, la senadora habló de la “violencia” que sufrió en su domicilio por el pañuelazo realizado el domingo y aseguró que recibió casi 6 mil mensajes de whatsapp por la filtración de su número telefónico y más de 4900 correos electrónicos.

La senadora dijo que llega al debate “luego de un proceso de mucha reflexión, de introspección, de escuchar, de pensar, de aislarme, de volver a los barrios como lo hago siempre y tratar de ser la voz de las personas que confiaron en mi con su voto y también de los que no me votaron”.

“Seguramente hoy a algunos defraudaré. Les quiero pedir disculpas y decirles que siempre en mi carrera política he tratado de dar lo mejor, y de hacer lo mejor” expresó.

Para García Larraburu, “este es un debate que ha nacido viciado y al que fuimos lanzados en las peores condiciones. Hemos sido enredados en una batalla para servir a practicas de coyuntura, el duranbarbismo con el cinismo y ese modo bastardo de abordar la política que lo caracteriza ha generado una fenomenal cortina de humo en un momento inadecuado”.

“Ninguna de las contiendan dialécticas que han hecho época o que han dado lugar a grandes cambios nacieron de propósitos miserables. Nuestro presidente con su actitud nunca será recordado como el estadista que inició un sendero de empoderamiento o de reconocimiento de los derechos de las mujeres porque su gobierno recorta los presupuestos en materia de derechos y subejecuta el presupuesto de salud. Tampoco puede precipitarse un tema tan caro a la sociedad argentina condicionado por una pelea personal con el Vaticano” planteó la senadora.

En ese sentido, García Larraburu dijo que el proyecto “terminó concretado en una iniciativa deficiente mas allá de la buena voluntad del colectivo femenino”.

“Es una solución escandinava para una Nación que esta en muchos aspectos cercana a Haití” sostuvo, indicando que actualmente existe un 32% de argentinos que viven debajo de la linea de pobreza.

“No hay atención primaria en los sectores más vulnerables, las mujeres embarazadas de estos sectores llevan su embarazo a término” insistió y parafraseó a “un querido cura tercermundista que falleció” de Bariloche, a quien no identificó: “las mujeres pobres tienen a sus hijos porque esta es la única forma que encuentran de trascender”.

Además mencionó que hace pocos días habló en un barrio carenciado de Bariloche con una mujer de 47 años embarazada de su noveno hijo. Según indicó, la mujer le manifestó que “es lo único que tengo, no he estudiado, no he ido a la universidad y ellos son mi orgullo”.

Por otro lado, aseguró que “entre 2014 y 2017 en Río Negro hubo un solo caso de muerte por aborto” y en cambio “en mi provincia tuvimos 11 muertes por femicidio”.

“El aborto no hay dudas que es una tragedia en la que dos personas pagan las consecuencias” reflexionó.

Por último cuestionó la actitud de las personas que la atacaron por su voto, “sobre todo, la intolerancia femenina, las militantes de género que han sido las más violentas al comunicarse conmigo”.

“No habrá ni vencedores ni vencidos, sí espero que haya más respeto y democracia” cerró la senadora oriunda de Bariloche.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Aburre (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • No me Gusta (20%)
  • Me Gusta (20%)
  • Me Enoja (60%)