El primer juicio por «Crueldad Animal» será en Cipolletti

El primer juicio por crueldad animal en Cipolletti está previsto para arrancar el próximo 25 de marzo. Se trata del caso «Estelita«, que tiene como único imputado a Jonathan Jara. La pena podría ser de quince días a un año de prisión.

Fuentes judiciales confirmaron que la primera audiencia del debate oral y público será el jueves 25 a las 8.30 de la mañana y se extenderá hasta el 29, en una primera instancia. Si bien al acusado le ofrecieron en múltiples ocasiones realizar un juicio abreviado, él se negó.

Cabe recordar que Jara fue imputado por el delito de crueldad animal en el caso Estelita, una perra galga a la cual arrastró con su auto por al menos 500 metros sobre la Ruta 65, provocándole graves heridas que culminaron con su muerte.

Según la hipótesis fiscal, las lesiones contra Estelita fueron provocadas de forma intencional por Jara, quien con su accionar le causó “torturas y sufrimientos innecesarios”, conducta que encuadra como el delito de Crueldad animal conforme artículo 3 inciso 7° de la Ley Nacional 14.346.

Se trata del primer juicio por crueldad animal que se realiza en la Cuarta Circunscripción.

En tanto, la querella que representa a la APAFO y a la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA) adhirió a la acusación expuesta por la fiscalía cipoleña. Mientras que la defensa, por su parte, adelantó que buscará probar durante el debate que el acusado no fue el autor del hecho.

El caso Estelita

Jonathan Jara fue acusado por el delito de crueldad animal por la fiscalía por los hechos ocurridos el 22 de mayo de 2019 por la noche, cuando llevó atada a Estelita en el paragolpe trasero de su auto, por el cuello y con una soga. De esta manera circuló por varios metros por la Ruta 65, desde Cipolletti hacia Fernández Oro.

El imputado manejaba a bordo de un auto Volkswagen Gol, a una velocidad aproximada de 30 kilómetros por hora. En esas circunstancias, fue interceptado por un taxista que circulaba en sentido contrario y comenzó a seguirlo hasta que lo alcanzó en calles Cerros Colorados y Uruguay. Otro taxista también advirtió su accionar, le tocó bocina y le hizo señas de luces. Entonces, Jara desató a la perra, la metió en el auto y se retiró del lugar.

Un día después, su familia pidió ayuda a una asociación protectora de animales por las lesiones que presentaba Estelita. Pero su estado de salud era muy delicado y con los primeros auxilios no podía remediar la situación, de modo que las protectoras solicitaron la intervención de médicas veterinarias. El 4 de agosto, la perrita tuvo una falla hepática grave que le provocó la muerte.

El 7 de noviembre, la fiscal a cargo del caso, Rocío Guiñazú, consideró que Jara tuvo la intención de torturarla y causarle «sufrimientos innecesarios con el solo ánimo de perversidad», por lo que fue acusado por la fiscalía cipoleña por el delito de crueldad animal.

Fuente: LMCipolletti 


Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • Me Gusta (0%)