El placer de viajar en el Tren Patagónico

El Tren Patagónico es una experiencia única y maravillosa por precio y comodidad, pero también por un sinfín de sensaciones que se generan durante el viaje. Por eso miles de personas siguen eligiendo viajar de la cordillera al mar en tren. Un testimonio en primera persona.  

Tren Patagónico es mucho más que una empresa de servicios de transporte. Viajar desde la Cordillera hasta el mar, atravesando la estepa rionegrina, cruzar diferentes pueblos es una experiencia que los viajeros y las viajeras disfrutan en todo momento.

Natalia Juri es docentes, residente de la ciudad de Bariloche. Ella ha viajado en tres oportunidades en el Servicio Tradicional, la última lo hizo en el mes de enero para disfrutar de sus vacaciones y nos describió la travesía de dos formas: desde lo “utilitario” y desde lo “mágico”. 

“Las dos primeras veces viajé desde Viedma y San Antonio Oeste a Bariloche y en esta oportunidad al revés. Este viaje es algo que siempre quiero repetir”, dice entusiasmada. 

Entre los motivos que describe para elegir siempre a Tren Patagónico está la parte que llama “utilitaria”: “El viaje en tren es muy cómodo, desde la disposición de las butacas hasta saber que uno puede trasladarse, caminar por los vagones; ir al comedor que es una maravilla, tal como lo es la atención del personal en todo momento. Además, es más económico que viajar en micro”.

Pero profundizando un poco más en la experiencia que vive en cada viaje, Natalia sostiene que “Desde lo ´ mágico´, la parte para mi más interesante, es atravesar la Patagonia y entonces se generan sensaciones increíbles con el ritmo del tren”.

Natalia disfruta de la posibilidad de conocer nuevas personas, porque la dinámica que presenta el viaje en tren lo permite.

“De repente te das cuenta que estamos todos en la misma situación, juntos en esa inmensidad que representa la Estepa y es precioso”

Tren Patagónico, en su servicio tradicional que une Viedma con San Carlos de Bariloche, recorre 827 kilómetros y atraviesa nueve pequeños pueblos de lo que se denomina la Línea Sur. Cada uno de ellos tiene su encanto y en cada uno de ellos se produce un encuentro.

Es muy linda la llegada y partida del tren a los diferentes pueblos, sigue de alguna forma uniendo en esa inmensidad los diferentes destinos. La gente del lugar saludando al tren es realmente muy lindo formar parte de ese evento que pareciera ser el único siempre, es maravilloso”.

Tren Patagónico es elegido durante todo el año, pero especialmente en la temporada estival y las vacaciones de invierno, por miles de argentinos y argentinas. En familia, grupos de amigos, parejas o solos. Cada viajero tiene una experiencia particular y única. 

“He viajado sola y en pareja y se disfruta de diferente manera y viajar en Tren Patagónico es disfrutable siempre”, concluye Natalia.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • Me Gusta (0%)