El femicidio de Valeria y la necesidad de repensar el enfoque institucional de la violencia de genero

“Diariamente vemos reflejada en la realidad la escalada de la violencia de género que padecemos las mujeres. Aquí no hay eslogan, ni posturas extremistas, ni colectivos de moda, aquí hay múltiples víctimas de violencia de género”, expresó la legisladora Soraya Yauhar.

Sostuvo: “Discutimos y analizamos diversas normas para proteger a las mujeres de los actos de violencia, de los abusos de poder, sancionamos leyes que crean Observatorios de Violencia de Género para ver la evolución de este mal endémico, pero no lo asumimos como un problema estructural, cultural y social”.

Consideró que “impulsar una ley de emergencia sin acciones positivas que obliguen al Estado a intervenir de manera oportuna en situaciones complejas, pero calcadas, repetidas, que unen a los rionegrinos en el reclamo, no soluciona nada. Tener en cuenta los reclamos, es necesario, aunque no muestre claramente cuál es el camino a seguir al respecto”.

Yauhar se refirió al reclamo que se viene realizando sobre la necesidad de “cambiar las leyes” y como legisladora provincial se preguntó ¿qué leyes de ser modificadas hubiesen evitado este Femicidio?. El haber sufrido tan terrible agresión, con arma de fuego, en un lugar público y hasta emblemático de la ciudad de Bariloche, no nos hace más que demostrar que hemos sido ineficientes en la gestión de un problema, social y cultural, pero sobre todo, un problema estructural”.

“No tengo las soluciones pero si la predisposición de escuchar para la búsqueda de una solución, que nos lleven a contar con las mejores herramientas legales para evitar más muertes de nuestras mujeres por hombres de su entorno”, expresó Yauhar.

Opinó que “tal vez llegó el momento de pensar si es suficiente pretender blindar la seguridad de las mujeres que se encuentren ya en algún punto del espiral de violencia de género, sino de pensar detectar e intervenir en la modificación de la construcción violenta de los hombres, incorporando seriamente la perspectiva de género en la formación de nuestros niños, de manera interdisciplinaria, metodológicamente implementados, sin que dependa de espasmos institucionales o voluntarismos individuales”.

“Prevenir es necesario, pero claramente insuficiente, la prevención es una de las acciones que frente a la violencia de género contra las mujeres resulta insuficiente, ineficiente o erróneamente implementada y articulada por el resto de los actores institucionales”, manifestó.

Yauhar dijo que “la cuestión se encuentra en un plano inclinado que nos obliga a reflexionar y actuar en repensar lo que se ha venido haciendo desde el Estado, desde lo institucional. Propiciar procesos de capacitación y formación interdisciplinarios con recursos teóricos, metodológicos y prácticos, para el trabajo en torno a las violencias de género puede ser un comienzo, hay que desnaturalizar la violencia contra las mujeres por la sola razón de serlo y brindar tratamiento a los varones victimarios”.

Finalmente mencionó que “hay mucho hecho, pero mucho más por hacer, se lo debemos a Valeria Coppa, a sus hijos, a su madre, a las Valeria Coppa anteriores, y a las próximas, porque este desastre social y cultural, lejos está de ser resuelto”.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Gusta (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • Me Enoja (0%)
  • Me Interesa (100%)