El FdT rechazó el proyecto con duras críticas a la actual situación financiera de la provincia

El FdT rechazó el proyecto con duras críticas a la actual situación financiera de la provincia y a la distribución “antojadiza” de fondos a los gobiernos locales según su color político.

El bloque del Frente de Todxs rechazó con duros y amplios argumentos el presupuesto para el próximo ejercicio fiscal, expresados fundamentalmente en “la distribución antojadiza y discriminatoria de recursos entre los Municipios, en función del color político de sus gobernantes” y en el “brutal endeudamiento” que sigue generando la administración de Juntos Somos Río Negro.
El legislador José Luis Berros, como miembro informante, anticipó el voto negativo de la bancada. Indicó que el presupuesto presentado “tiene huellas del pasado” y consideró que “jamás sería el que elevaría un gobernador peronista. Es la herramienta para seguir negociando la deuda impagable que dejó Alberto Weretilneck”.
También puso énfasis en la “dependencia enorme de la provincia con respecto a Nación”. Cuestionó las partidas previstas para los distintos ministerios, en particular Salud y Educación, en tanto que en relación a Producción criticó la subjecución durante este año. También puntualizó que habrá un  marcado ajuste en Turismo y se refirió en duros términos a “los gastos superfluos, improductivos, engañosos, oscuros”.
El legislador Marcelo Mango salió al cruce del reclamo del oficialismo de que a nivel nacional los representantes de JSRN apoyaron el presupuesto. “Deberían analizar por qué parte de la oposición acompañó el presupuesto nacional. Será por la apertura del gobierno de Alberto Fernández a escuchar y a recibir a todos y todas en la Casa Rosada. Yo no veo a los intendentes, ni siquiera del oficialismo, entrar muy seguido a la Casa de Gobierno”, dijo.
Calificó al proyecto remitido por el Ejecutivo Provincial como “el peor presupuesto que he visto en los cinco años que llevo de legislador, no sólo por las cuestiones políticas sino también por las cuestiones técnicas”.
También dijo que “debería reflejar cómo salimos de las dos pandemias, la del neoliberalismo que nos dejó Macri, con el endeudamiento, la destrucción de la economía, la pauperización de los sectores más humildes. Y la otra pandemia, la sanitaria que profundizó la desigualdad;  este presupuesto vuelve a hacer que paguen más los pequeños comerciantes y menos los que pueden tributar más, sigue anclado en otra realidad, en la lógica del macrismo”, concluyó.
Pablo Barreno dijo que “lo que no tiene que pasar nunca más es el megaendeudamiento e hipotecar el futuro de los rionegrinos. Se va a gastar más plata en deuda que en Salud y lamentablemente estamos en medio de una pandemia, con indicadores que son gravísimos. Es un presupuesto de ajuste”.
Por su parte, Luis Noale planteó la preocupación por la escasa obra pública prevista para la zona Atlántica”, ya que se incluye la terminación del hospital de Las Grutas, al que le quedan 90 días de trabajo. Sin embargo, no está incluida la ampliación del Hospital de San Antonio ni la creación de la Terapia Intensiva, que contó con 12500 firmas de vecinos más de 60 entidades intermedias que respaldaron la iniciativa.
Ignacio Casamiquela coincidió en las críticas por el reparto de obras en las distintas localidades y aseguró que “la provincia está mal administrada”. Insistió con el pedido de conformación de la Comisión de Seguimiento del Plan Castello, sobre el cual dijo que la mayoría de las obras que incluyó aún no se terminaron, y que originó una deuda impagable de 300 millones de dólares.
Daniela Salzotto aseguró que “no nos vamos a hacer cargo de cómo van a llevar adelante las políticas públicas en el 2021 con este presupuesto” al tiempo que recomendó al oficialismo que “la mejor manera de construir un presupuesto es aceptar aportes y receptar ideas”.
La presidenta del bloque, María Eugenia Martini, al cerrar el debate recordó que “el ministro de Economía, Luis Vaisberg, en la reunión plenaria de comisiones admitió que la provincia se encuentra en default. En ese contexto, el Ejecutivo gira un Presupuesto con un fuerte déficit de casi 4300 millones de pesos. Este año totalizamos un déficit de 8800 millones”.
Agregó que “al mismo tiempo hay un planteo para la emisión de nueva deuda pública en el Presupuesto 2021, con un total para financiar libremente 12.800 millones de pesos: mil millones en cheques,  5 mil millones en Bonos o Letras y 6.800 millones en Bonos del Gobierno Nacional y Organismos Internacionales de Crédito. A ello se agregan otros 7.300 millones para obras, parte de esto en dólares. Alrededor de 22.500 millones de deuda futura”, detalló.
“Estamos desde hace años en un ciclo pernicioso que se agranda y se acelera. Si tomamos en cuenta las Letras del Tesoro emitidas, con vencimiento en mayo del próximo año, la deuda provincial asciende a los 45.104 millones de pesos y se estima un stock de deuda pública para 2021 de casi 65.500 millones de pesos”, esgrimió.
Calculó que “cada rionegrino y rionegrina, sólo por nacer, debe 60 mil pesos, muy por encima de la media del total de las provincias, que se estima en 36.400 pesos. Para colmo, se trata mayoritariamente de deuda en dólares que Río Negro ya no puede pagar. No vemos la estrategia del Ejecutivo que nos permita romper el ciclo de endeudamiento”, manifestó. “Cuando vemos este presupuesto no vemos la salida. Pensamos que podría haber propuestas  de modelos de desarrollo, pero no será a partir de este proyecto”, afirmó.
Calificó como “una ley de incertidumbre, de escenarios posibles y poco claros”. Se quejó de que no hubiera precisiones sobre el proceso de negociación de la deuda y destacó que “según nos explicó el ministro, la deuda rionegrina se disparó a partir de 2016, cuando el ex presidente Macri comenzó a tomar deuda y a impulsar a que las provincias se endeudaran en dólares. El ahora senador Weretilneck se refirió a la toma de deuda durante aquel gobierno y dijo que hubo negligencia y mala praxis. En otras palabras, critica a nivel nacional lo que auspició a nivel provincial”.
Criticó la distribución discriminatoria de fondos a los Municipios “mientras el gobierno nacional ha acompañado a Río Negro y destinará casi 122 mil millones de pesos, más de 161 mil pesos por habitante a Río Negro. Y en esta provincia no gobierna el Frente de Todos, gobierna un partido de la oposición”.
Por eso, adelantó que “no hay manera de que el Frente de Todos apruebe esta injusticia. Les pido a los legisladores de JSRN que reconsideren su posición. Están tomando por un camino de gravedad institucional que tendrá futuras consecuencias. No se puede avalar esta discriminación. Es un proyecto con hijos y entenados. Un proyecto de Presupuesto antidemocrático”.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • Me Gusta (0%)
  • Me Aburre (100%)