El catamarán Gran Victoria cortó durante varias horas la ruta 23

Numerosos vehículos quedaron varados entre Jacobacci y Clemente Onelli luego de que la ruta Nacional 23 permaneciera cortada durante varias horas por el catamarán Gran Victoria. A pesar de las restricciones dadas a conocer por Vialidad Nacional para el tránsito de vehículos livianos y pesados por el mal estado de la ruta debido a las persistentes lluvias, la caravana de camiones que transporta a la embarcación partió desde Jacobacci para continuar su viaje hacia Bariloche. Sin embargo a unos 40 kilómetros de Jacobacci, el viaje debió suspenderse. El camión que remolca el carretón que transporta la cubierta y el puente de mando no logró cruzar un desvió que  se construyó en cercanías del acceso a la Estancia La Beatriz y quedó varado en la ruta impidiendo el paso de los vehículos. “Hay mucha imprudencia de quienes transportan este barco. Se la largan a la ruta en estas condiciones sin pensar lo que pueda pasar y si que les importe el resto de los automovilistas” señaló Miguel Ramírez, un jacobaccino que ayer viajaba a Bariloche y que debió permanecer varados más de dos horas.

La embarcación mantuvo cortada la ruta durante más de dos horas, tiempo en el cual se formaron dos filas de vehículos en ambos lados de la ruta. Un micro de pasajeros que se dirigía a Jacobacci debió volverse hasta Clemente Onelli y esperar allí la liberación del tránsito. “Les estamos informando a los automovilistas la restricción que hay en el tramo Jacobacci-Comallo. Está lloviendo mucho y la calzada está muy resbaladiza. Se lo dijimos a jefe de la logística, pero no tenemos un poder de policía para impedir el tránsito. Se largaron igual y quedaron a medio camino” sostuvo el Jefe del Distrito 20 de Vialidad Nacional, ingeniero Raúl Obieta, quien ayer a media tarde llegó hasta el lugar donde se produjo el incidente.

Por su lado, Hugo Zappala, de la empresa Roman, encargada de la logística del traslado admitió que desde Vialidad Nacional les había advertido sobre el mal estado de la ruta, pero agrego que  “no esperábamos estas condiciones. Tenemos que llegar con el barco a Bariloche, pero los camiones no traccionan. La ruta está hecha un chocolate. Vamos a esperar que deja de llover”.

Alrededor de las 17:30, las motoniveladoras de Bourdwar, empresa que construye la pavimentación de la ruta Nacional 23 en cercanías de Clemente Onelli, realizaron un desvío donde quedaron estacionados los vehículos que transportan la embarcación y liberaron la ruta. En la zona de Clemente Onelli, se llevan registrado más de 100 milímetros de lluvia y la ruta presenta grandes barriales y charcos de agua por donde se hace muy dificultoso transitar. Anoche continuaba lloviendo.

 

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • Me Enoja (0%)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.