EdERSA quiere un aumento promedio del 65%

En el marco de la Audiencia Pública que se desarrolló el pasado jueves, convocada por el EPRE, representantes de distintos organismos pudieron dar su opinión sobre la revisión tarifaria en el servicio de energía eléctrica que impulsa la empresa Edersa. Allí se escucharon voces a favor y en contra. Los cuestionamientos llegaron por falencias en el servicio y la “necesidad de inversiones” en las redes de distribución eléctrica. En cuanto a la tarifa, el Defensor del Usuario, Andrés Di Pelino, aseguró que el aumento que espera la empresa alcanzaría el 77% para clientes residenciales. En los mismos términos se expresó el diputado nacional Luis Bardeggia. Ahora, la decisión final está en manos de las autoridades del EPRE.

La audiencia se desarrolló en la sede cipolleña del Sindicato de Luz y Fuerza de Río Negro y Neuquén. Comenzó a las 9:30 y se desarrolló durante unas seis horas. Por EdERSA, los gerentes Fernando Sánchez y Avelino Montupil, y Fernando Damonte, representante de la prestigiosa consultora “Quantum”, expusieron la propuesta de la empresa, tanto en lo que tiene que ver con el incremento que espera en la tarifa como en materia de inversiones.

Luego fue el turno de Di Pelino, quien después de un recorrido por diferentes puntos de la provincia, y de analizar la propuesta de la distribuidora, llegó a la conclusión que la intención de aumento en la factura de clientes residenciales “es de hasta 77%”. Según explicó el Defensor del Usuario, EdERSA espera un incremento para la tarifa comercial de “un 52%” y de “más de un 70%” para los grandes usuarios en baja tensión.

El legislador Bardeggia cuestionó el servicio de la distribuidora en general, habló de los mismos porcentajes que Di Pelino y rechazó el incremento propuesto.  “Quieren un 77% de aumento en las tarifas más bajas para los residenciales. Desde aquí, rechazamos este incremento”, señaló.

Con críticas y algunas defensas, diferentes representantes políticos, empresariales y sociales reconocieron “la necesidad de realizar inversiones en las redes de distribución”. El legislador Ariel Rivero pidió obras para su ciudad, Campo Grande, de la que fue intendente durante 8 años, mientras que el jefe comunal de Cinco Saltos, Germán Epul, reclamó “más inversiones para calidad de servicio, y no nuevos edificios. También necesitamos desarrollo en la zona del Arroyón”, aseguró.

La Defensora del Pueblo, Nadina Díaz,  se quejó por la “falta de obras” en diferentes puntos de la provincia, mientras que el presidente de ADEERA, la asociación que nuclea a las distribuidoras del país, explicó que la empresa “sufre un atraso tarifario” con “un congelamiento de su Valor Agregado de Distribución (VAD) en los últimos cinco años”, por lo que “es necesario que ese panorama se modifique”.

EdERSA pide un aumento en la factura final del orden del 65%. Según explicaron Sánchez y Montupil, el VAD operativo de la empresa se mantuvo sin aumentos en el último quinqueño mientas que los materiales, servicios y tasas en general superaron la barrera del 320% de incremento acumulativo desde 2011, último año de revisión tarifaria. La compañía propone obras en diferentes puntos de la provincia por un monto de unos 500 millones de pesos. También renovar y remodelar edificios comerciales, como así también continuar con la renovación de la flota de vehículos. También explicaron los gerentes que este plan es moderado y seguramente será necesario realizar más obras acompañando el desarrollo productivo que se dará en algunas regiones de la provincia y para ello se requerirá recursos adicionales no contemplados en el plan que presentaron en la audiencia.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • Me Enoja (0%)