Duke y Alcón, perros del adiestrador viedmense Marcos Herrero hallaron a Delfina

Dos animales del adiestrador viedmense Marcos Herrero guiaron la búsqueda.

Uno de los perros adiestrados que fue vital para el hallazgo del cuerpo de Micaela Ortega participó de las tareas de búsqueda y marcó el sitio en el que hoy encontraron sin vida a Delfina, la nena que desde el sábado estaba desaparecida en General Roca.

El lunes pasado el viedmense Marcos Herrero estaba en Córdoba brindando un curso cuando fue convocado por la policía rionegrina para que colabore en los rastrillajes.

Sin dudarlo, organizó una comisión junto a otros dos efectivos y partió hacia Roca con Duke y Alcon.

El primero de los canes fue quien encontró los restos de la adolescente bahiense asesinada, mientras que el otro animal fue noticia en julio pasado, cuando su desempeño permitió el hallazgo de Araceli Fulles.

“Llegamos ese día a las seis de la tarde y nos pusimos a trabajar de inmediato. Nos dieron una remera de la nena que no había sido usada antes para que no estuviera contaminada, porque habían trabajado otros perros”.

La nena había sido vista por última vez en los juegos del predio de la UnTer, cuando estaba en un cumpleaños junto a una hermana.

“Duke salió afuera y marcó el canal. A diferencia de los otros perros, siguió costeando el curso de agua como unos tres kilómetros. Cruzó la ruta, pasó por el autódromo y allí realizó un giro hacia la izquierda y otra vez se dirigió hacia el canal”, contó Marcos en declaraciones a La Nueva.

Agregó que el perro “siguió hasta el primer puente y ahí se clavó. Le dije al fiscal (Luciano Garrido) que, según lo que marcó el perro, la nena habría estado jugando allí y se cayó al agua”.

Explicó que los buzos comenzaron a buscar en el sitio y que alrededor de las 20 decidió que “Alcon”, entrenado para buscar en agua, comenzara su rastrillaje.

“Rápidamente se dirigió al costado del agua, pasó el puente e hizo una demarcación donde al final apareció Delfina”.

Explicó que la noche determinó el fin de la tarea y que al día siguiente el perro continuó buscando.

“El martes llegamos hasta el lugar, entonces se apartó unos 50 pasos y se tiró al río y sacó una rama a la que le empezó a torear. Con ganchos sacamos ramas y encontramos pelos de la nena. Estaba enloquecido y seguía marcando. Duke también marcó el sitio”.

Marcos sostuvo que poco después Alcón volvió a señalar un lugar cercano, donde removieron juncos y retiraron más cabellos.

Describió que con estas pruebas se demarcó el lugar y realizaron rastrillajes que permitieron encontrar el cuerpo de la pequeña.

“Anoche tenía que volver para Córdoba, pero esta mañana me llamaron para avisarme que la habían encontrado en ese lugar”

Herrero agradeció el trabajo y la predisposición de la Policía de Roca, los bomberos de la zona y del fiscal del caso.

“Es una satisfacción personal, aunque son momentos muy feos para las familias de las víctimas”, terminó diciendo, e declaraciones publicadas por la Nueva de Bahía Blanca.

Que te ha generado esta noticia?
  • No me Gusta (0%)
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (13%)
  • Me Interesa (25%)
  • Me Gusta (63%)