Cinco miembros de la Comunidad Lof Che Buenuleo ocuparon la sede de AFSCA Bariloche

“No se entiende que recurran a tomar un edificio público luego del constante intercambio que existe entre AFSCA y los representantes de la comunidad”, opinó hoy Martín Costa, delegado de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual en Bariloche, cuya sede fue ocupada ayer por cinco miembros de la Comunidad Lof Che Buenuleo que operan el canal Wall Kintun TV.
“Desde que pusimos en marcha el Fondo de Fomento para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECA), en 2013, esta comunidad obtuvo $ 829.000 que llegarán a más de $ 900.000 cuando se complete un saldo de $ 79.000. Además, están en consideración del directorio de AFSCA otros $ 340.000 de un concurso reciente que ya fue aprobado por el comité evaluador del FOMECA. Y hasta el 26 de noviembre está abierta una línea de asistencia para equipamiento por un total de $ 700.000 y otra de producción informativa por nada menos que $ 1.300.000. Todo esto en menos de dos años y medio”, explicó el coordinador de la Delegación Río Negro de AFSCA y agregó: “Nada hubiera sido posible sin la decisión de Martín Sabbatella de impulsar el FOMECA, que hoy es una fuente de financiamiento importantísima para medios comunitarios, de frontera y, especialmente, de Pueblos Originarios”.
Costa recordó que “la comunidad Lof Che Buenuleo consiguió la autorización para que funcione Wall Kintun TV en octubre de 2012, pocos días después de la asunción de Sabbatella y, entre otras ayudas del organismo, fue asistida con el comodato del trasmisor, con numerosas capacitaciones a sus trabajadores y hasta con una coordinadora contratada por AFSCA, para colaborar con la gestión del canal y la articulación con el Estado”. “Por eso, resulta muy curioso que se rompa el intercambio y el trabajo conjunto mediante una toma a la que los cinco integrantes de la comunidad llegaron acompañados por un periodista del diario Clarín y 25 estudiantes universitarios norteamericanos. Es todo muy raro”, consideró el delegado.
“Apoyamos con numerosos recursos estos proyectos, porque queremos acompañar a las comunidades que decidieron organizarse y tener sus propios medios con identidad cultural. Reitero: recibieron un trasmisor en comodato, numerosas capacitaciones, casi 900 mil pesos ya cobrados, alrededor de 80 mil más este mes, otros 340 mil si el directorio confirma lo que ya está preaprobado y están en condiciones de concursar en 15 días por otros 2 millones más de pesos”, aclaró Costa y destacó: “En estos últimos 3 años, AFSCA cumplió con el 100 % de sus responsabilidades. Lo que ocurre es que la ley prevé que el Estado acompañe con recursos el financiamiento de estos medios; no que los mantenga enteramente”.
El propio Sabbatella se interesó en la situación del canal mapuche Wall Kintun y lo visitó hace un año para conocer las instalaciones y mantener un diálogo con los trabajadores y trabajadoras.
Desde su surgimiento, el intercambio entre el organismo y la emisora fue fluido, en el marco del trabajo de apoyo que AFSCA realiza con todas las comunidades que prestan servicios audiovisuales. Tras la sanción de la ley 26.522, el organismo autorizó la puesta en marcha de 62 radios de Pueblos Originarios, además del canal mapuche de Bariloche. A partir de 2013, cuando Sabbatella impulsó la creación del FOMECA, se realizaron 25 convocatorias a concurso por 180 millones de pesos para que productoras y medios comunitarios, de frontera y de Pueblos Originarios, puedan obtener diversas variantes de financiamiento.

 

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • Me Gusta (0%)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.