Alertan sobre el impacto del vaciamiento del INTA y el IPAF

Desde Nuevo Encuentro repudiaron y “alertan a la comunidad sobre el plan del presidente Mauricio Macri, de vaciamiento y desintegración de las instituciones encargadas de la generación de tecnologías para el desarrollo de una Argentina soberana”.

Además resaltaron que “Hoy avanzan nuevamente sobre el INTA y el IPAF. El INTA, Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria con más de 60 años de trabajo sobre el territorio nacional y el IPAF, Instituto para la investigación y desarrollo de la agricultura familiar que fue creado en el año 2006 por una clara decisión política de Néstor Kirchner de aspirar a una realidad productiva con equidad”.

Hay que aclarar que cuando hablamos de “productores” hablamos de  familias agricultoras, ya que más el 70% de las unidades productivas del país son familiares, y hoy se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad, hoy más que nunca necesitan del apoyo del estado para sobrellevar la crisis que está afectando a nuestro país, ya que son ellas las que generan nuestros alimentos en el mercado interno.

Así como se desintegro la sub secretaria de agricultura familiar de Nación durante el 2018,  “se está avanzando sobre las agencias de extensión de INTA, que se encargan de recorrer el territorio y transmitir los conocimientos generados y recibir las demandas. También se desintegra el IPAF, cerrando completamente sus instalaciones, reabsorbiendo en funciones distintas a sus integrantes desestimando la carrera y trayectoria para reducirlos y transformarlos en agencias  funcionales a las necesidades de las grandes corporaciones, disfrazados de vínculos virtuosos, estratégicos de lo público- privado, y vendiendo activos inmuebles o cediéndolos a sectores dominantes”.

En otra parte del comunicado destacaron que “Ya eliminaron el monotributo social agropecuario, y hoy van por la fuente de generación tecnológica y asistencia técnica de extensión, en un paso más de su objetivo final. La producción e alimentos en manos de corporaciones y del agronegocio”.

Como manifiestan trabajadores y autoridades del INTA, “desde el comienzo de la presidencia de Macri  se viene interviniendo sobre la planta de trabajadores, reduciéndola en 850 puestos de trabajo a través de la no renovación de las vacantes por jubilaciones, retiros voluntarios y renuncias. A esto se suma la reducción de la capacidad remunerativa de sus trabajadores y trabajadoras en un 22% por desfasaje con respecto al índice inflacionario y un desfinanciamiento de la estructura de funcionamiento, que degradan totalmente la funcionalidad plena del organismo”.

Por ley 25641 el INTA debería financiarse con el 0,45% del valor CIF de las importaciones, lo que por decisión de política económica no se ha venido cumpliendo. En lo que va del año, el poder ejecutivo incumplió con lo presupuestado por el congreso sustrayendo de la partida comprometida el 53%.

Es clara la decisión del actual gobierno, y con la excusa de achicar el déficit “reduce las posibilidades de los sectores de la producción populares, y rompe el vínculo sinérgico y necesario de un estado presente, modulador y desarrollador de una economía para todos y todas, de una agricultura inclusiva, e un cuidado de la cultura y de la posibilidad de alimentarnos en forma sana. Cuando vemos los campos vacíos, vemos la ausencia de las familias productoras, vemos la ausencia de la cultura de la producción, la ausencia de la generación de alimentos sanos, vemos la posibilidad de empresarios especuladores de explotar, exprimir, el recurso que deberíamos cuidar para todas nuestras generaciones futuras”.

Que te ha generado esta noticia?
  • Me Enoja (0%)
  • Me Aburre (0%)
  • No me Gusta (0%)
  • Me Interesa (0%)
  • Me Gusta (0%)